Pastor Anglicano” is a collaboration between Anglican Pastor and Caminemos Juntos to deliver translated and original content in Spanish.

The English original of the following piece is: Why Bishops? by Greg Goebel.


Los anglicanos fueron una de las pocas iglesias reformadas que retuvieron a los obispos como bíblicos e históricos. La mayoría de los otros grupos, en nuestra humilde opinión, confundieron la hierba con la maleza, al deshacserse de esta práctica histórica y bíblica. Sentimos que eso fue un error. Este es el por qué.

Primero, por la historia. En las epístolas de Pablo encontramos que había presbíteros (ancianos) que supervisaban las iglesias. En el tiempo en que fueron escritas las cartas de Juan (finales del primer siglo o principios del segundo siglo), uno de los ancianos de cada área se identificaba como el episkopos u obispo que lideraría a los ancianos en una región geográfica. Este último desarrollo se convirtió rápidamente en la norma en todo el mundo cristiano hasta la Reforma del siglo XVI. El obispo era el pastor principal de las iglesias, de ahí el símbolo del cayado del pastor que muchos obispos todavía usan hasta el día de hoy.

Segundo, por la continuidad del testimonio. Los anglicanos creen que no solo debemos predicar el mismo mensaje que los apóstoles y los primeros cristianos, sino que también debemos mantener la misma estructura e historia. Déjame explicarte esto con un ejemplo.

Cuando el dueño de los Cleveland Browns, un equipo nortaméricano de beisbol, quería trasladar al equipo a Baltimore, otra ciudad en Estadous Unidos, los aficionadas en la ciudad original de Cleveland se enjoron y se volvieron locos. Al final, a ellos se les permitió quedarse con el nombre del equipo, los colores, el registro histórico. El equipo en sí se cambió de nombre y se convirtió en los Baltimore Ravens. Después de tres años, los Browns se reorganizaron y comenzaron a jugar nuevamente en Cleveland. Debido a que se mantuvieron conectados a la misma historia, la gente hoy reconoce a ese equipo como una continuación de los históricos y originales Cleveland Browns.

Básicamente creemos que retener a los obispos es una forma importante y visible de demostrar que somos una continuación de la iglesia apostólica histórica y original. No es la única forma, sino una forma importante.

Tercero, es una buena manera de dirigir iglesias. Las iglesias tienden a gravitar hacia líderes/pastores regionales de forma natural. Cada vez que una iglesia sin obispos se organiza, con el tiempo, si no quiere desintegrarse totalmente en congregaciones totalmente independientes, elegirá líderes regionales. ¡Es inevitable! La iglesia primitiva no estaba reinventando la rueda con los obispos regionales. Seguían patrones hebreos y romanos y su sistmema híbrido era muy práctico y efectivo (en realidad era parte de lo “trastornó el mundo entero”). ¿Por qué reinventar el cayado?

Cuarto, y relacionado con el número tres, proporcionó un sistema para un rendir de cuentas. Claro, los obispos en algunas ocasiones se han vuelto deshonestos y han hecho mucho daño. Pero también ha pasado con pastores y laicos. No existe un sistema perfecto para prevenir el abuso, la herejía o la mala gestión. Sin embargo, el obispo regional proporciona una supervisión y rendir de cuentas a los pastores en el campo misionero. Pero el obispo también es responsable ante los concilios de los obispos. Y el obispo rinde cuentas también ante los sínodos o cuerpos y concilios y comités pastorales. Este sistema, sabiamente construido por nuestros antepasados espirituales, ha funcionado durante miles de años. No ha funcionado a la perfección, pero mirando la historia con una lente de gran ángulo, ha hecho un mejor trabajo que cualquier otro sistema de gobierno.

Quinto, porque puede conducir a la multiplicación de la iglesia. Consideramos que el Obispo es el pastor principal de las iglesias en toda la diócesis. El presbítero local, o Rector, está sirviendo en representación del Obispo. Esto significa que para nosotros, la agrupación regional de congregaciones es en realidad nuestra iglesia local. Nuestra diócesis es una iglesia local con múltiples congregaciones. Esto no siempre conduce a la plantación de iglesias o al intercambio de recursos automáticamente. Pero tiene ese tipo de energía latente. Los movimientos de plantación de iglesias más exitosos han sido regionales en lugar de nacionales. Incluso si hay un impulso nacional, son las regiones de la ciudad, el condado o pueblo las que terminan descubriendo cómo hacer realmente la misión dentro de sus propias culturas. La estructura episcopal (osea de obispos) y la estructura diocesana están listas para esto.

Finalmente, la unidad. Sí, los anglicanos estamos actualmente algo divididos. Y, sin embargo, son nuestros obispos y arzobispos quienes se reúnen para representarnos y guiarnos hacia la unidad. Los arzobispos que representan a la mayoría de los ochenta millones de anglicanos del mundo acaban de completar una reunión en Londres esta semana. La iglesia romana es la iglesia más grande del mundo, con muchos obispos. Se ha mantenido unida durante miles de años, y el sistema de gobierno es una razón importante para ello. De hecho, la Iglesia Cristiana fue una iglesia en todo el mundo durante mil años, y dos iglesias por otros quinientos después de la división entre Oriente y Occidente. No fue hasta que los protestantes se deshicieron del sistema de obispos que nos dividimos en miles de denominaciones. ¿Te da curiosidad eso? Estadísticamente en nuestros días, Los tres cuerpos cristianos más grandes del mundo (que representan alrededor del 60% de los cristianos del mundo) tienen obispos. Los anglicanos creen que, a pesar de nuestras divisiones actuales, mantener y reformar nuestro sistema episcopal de gobierno solo servirá para ayudarnos a mantenernos unidos.

¿Una denominación de iglesia tiene que tener obispos para ser verdaderamente cristiano? No. ¿Consideramos a las iglesias no episcopales nuestros hermanos y hermanas en Cristo? ¡Sí! Pero nuestros queridos hermanos y hermanas se están perdiendo una bendición. Los anglicanos creen que uno de nuestros dones para la unidad de la iglesia mundial algún día podría ser el episcopado. Algún día, cuando otras iglesias reformadoras estén trabajando con Roma y Oriente para tratar de descubrir cómo podríamos unirnos, los anglicanos están listos para ofrecer un puente. El puente podria ser una restauración del episcopado a nuestras iglesias reformadas. Tenemos mucho que recibir de nuestras iglesias hermanas no episcopales, pero al menos tendríamos algo que dar.

Entonces, la próxima vez que vea a un obispo con camisa morada y vestimenta tal vez extraña, puede tal vez extrañarse, pero al menos sabrá por qué insistimos en ser decididamente tradicionales en respecto a este sistema histórico y bíblico de liderazgo.